El lazo dorado

Ella quería un lazo dorado. Lo quería desde hacía tiempo ya, desde que había conseguido recuperar sus sueños. Él le preguntó qué quería de regalo.

-Quiero un lazo dorado.

Pero a él no le pareció suficiente para un regalo. Le pareció una tontería porque ella se merecía más. Por eso decidió bajarle la luna y las estrellas sin tener en cuenta que ella ya había tocado la luna muchas veces estando sola. O que también había recolectado estrellas unas cuantas veces para contemplar su luz y luego volverlas a lanzar al cielo.

Él no se dio ni cuenta, que ella lo tenía ya todo y que solo quería un lazo dorado para envolver sus sueños y sus regalos. Ella podía comprar un lazo dorado y hacerlo sola, pero esta vez quería envolver sueños con él. Su regalo no era el lazo dorado, pero él no supo entender.

Laura Vélez

Anuncios

2 comentarios en “El lazo dorado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s