Mujeres sin hijos: la maternidad como opción, no como obligación

Cuando era niña nunca jugué a la mamás. Jugaba con muñecas, como todas las niñas de mi edad, pero prefería a la Barbie y a la Nancy antes que a cualquier muñeco bebé que lloraba y hasta se podía hacer pipí. Nunca tuve vocación de madre y hoy, entrando ya en la cuarentena, sigo sin tenerla. Lo que sí tengo es un problema a la hora de dar explicaciones cuando me preguntan por el tema de los hijos. ¿Por qué no quieres tener hijos?

La gente te hace esta pregunta con escepticismo mezclado con horror y cierto temor a que, a mi edad, esa pregunta me haga daño por no haber podido procrear. Porque en realidad no quieren aceptar que no es que no pueda, es que no quiero. A veces intuyo también cierta envidia cuando descubren mi seguridad al decirles que tengo los mismos motivos para ser madre que para no serlo, que la maternidad no es una obligación sino una opción (oh, qué descubrimiento para algunos).

Que he elegido no ser madre de la misma forma que elegí lo que quería estudiar, el trabajo que quería tener y el lugar donde quería vivir. Pero no todo el mundo entiende que una persona elija su vida. Por suerte cada vez más gente se da cuenta del inmenso poder que tienen en sus propias vidas, de que son ellas mismas quienes deben hacer elecciones, esto lo quiero, esto no lo quiero, que cada vez que elijes algo también descartas otra cosa, pero que al final, tu vida es lo que tú has elegido. Lo que tú has decidido. Y esto tan sencillo como elegir lo quieres en la vida y lo que no quieres es lo que no entienden todas esas personas que se han dejado llevar por las circunstancias, por las imposiciones sociales y por el qué dirán.

En pleno siglo XXI las mujeres sin hijos aún levantan suspicacias y surgen todo tipo de rumores a su alrededor. La gente se vuelve loca buscando motivos y elaboran enrevesadas teorías sobre tu vida por el mero hecho de no poder encasillarte en ningún sitio. Ovejas negras o descarriadas que no siguen las línea marcada. ¿De verdad es necesario hacer preguntas a estas alturas? Las mujeres no somos madres por naturaleza. Somos madres por elección. Si quieres leer más sobre mujeres sin hijos, puedes hacerlo en mi artículo de Diario Femenino.

Laura Vélez

Anuncios

3 comentarios en “Mujeres sin hijos: la maternidad como opción, no como obligación

  1. Andres dijo:

    Laura,creo que tienes razón,el ser ” algo “lo debe elegir cada quien,el aceptar imposiciones por el que van a decir o porque es lo normal solo conduce a la infelicidad,igual que el miedo a la soledad que conduce a adoptar un montón de gatos loros o cualquier otra especie.
    La soledad no existe porque tus pensamientos no te dejaran sola jamás y ahí también puedes elegir…si son buenos serás feliz…un abrazo…

    Le gusta a 1 persona

  2. mayracz dijo:

    Exactamente guapa. No puedo entender que haya gente que se sorprenda (mejor dicho, se haga la sorprendida) ante una elección tan válida. Así es, si elegiste una profesión, ¿por qué habrías de pedirle permiso al mundo para decidir no procrear?
    Más bien creo que a mucha gente deberían negárselo porque son nefastos como padres. Un beso grande.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s