Rincones de Cantabria: el laberinto de Villapresente

Buscamos rincones especiales para perdernos por Cantabria y nada mejor para perderse que un laberinto. Una propuesta diferente y original para unas vacaciones en la Cantabria Infinita.

Puestos a elegir el mejor destino turístico para Semana Santa, debemos plantearnos si queremos convertir estas vacaciones en inolvidables o viajar para cubrir el expediente o lo que ahora llaman ‘postureo’. Por aquí preferimos disfrutar a lo grande descubriendo rincones especiales y de esos el norte de España está repleto. En esta ocasión nos vamos hasta Villapresente a perdernos en el laberinto.

Descubriendo el laberinto de Villapresente

Por si el lector no se había dado cuenta, nos encantan los laberintos, cuyo máximo exponente ha sido, es y será el laberinto del Minotauro. Pero hay un pequeño problema con nuestro laberinto preferido y es que está en Creta, un lugar que no podemos visitar tantas veces como quisiéramos. Sin embargo, empeñados en perdernos en un laberinto, hemos encontrado otro más cerca, el laberinto de Villapresente en Cantabria.

Este es un laberinto diferente y nos aseguran que carece de Minotauro en su centro, lo que resulta bastante tranquilizador. Pero también es un laberinto complicado, enrevesado, como buen laberinto. Estamos hablando de 4.000 pinos de unos 2 metros de altura cuidadosamente distribuidos en 5.000 m cuadrados para que el visitante se pierda cuanto quiera entre los árboles. Encontrar la salida de este laberinto es difícil, dicen, pero ahí está la gracia.

Aunque en caso de que el visitante se rinda o se haya dejado el hilo de Ariadna en casa, siempre puede llamar por teléfono al Dédalo de este particular laberinto, Emilio Pérez, que estará disponible para localizar y ubicar a cualquiera que quiera darse por vencido. Pero inténtalo una vez más, seguro que la salida está más cerca de lo que crees.

Nos fascina tanto este inmenso laberinto de árboles, como la historia que encierra su creación. Emilio Pérez ideó esta construcción para atraer turistas a su finca y darle a su hija la posibilidad de llevar un negocio propio, algo que sin duda logrará a juzgar por el interés que ha generado el laberinto de Villapresente en todos los medios antes incluso de su apertura. (Recordar en este punto que el laberinto abrirá al público a partir del 8 de abril)

Hay otros laberintos, pero no son tan grandes. Hay otros laberintos, pero no son tan verdes. Si no fuera suficiente el atractivo de pasar una tarde desconectados del mundo perdiéndonos en plena naturaleza, podemos añadir ganas con la perspectiva de una visita a la cercana localidad de Santillana del Mar, la villa de las tres mentiras porque ni es santa, ni es llana, ni tiene mar, pero sí tiene un encanto especial y un interés turístico y cultural de los que te hacen volver al norte en cada oportunidad.

Foto: Vía Facebook Laberinto de Villapresente

Laura Vélez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s